Contáctanos

Te esperamos.

El resurgimiento de Mitos y Leyendas.

               De un tiempo a esta parte, las comunidades de Mitos y Leyendas: El juego número uno del Reino, han visto con optimismo, como sus creadores han logrado darle un segundo aire a este juego de estrategia, que ha logrado arraigarse en las vidas y corazones de muchos jóvenes nacionales como internacionales.

            En mi humilde opinión, la arremetida más fuerte que ha tenido este juego en el último tiempo, ha sido con la edición Dominio: La Era de las Bestias,  ya que, no se había visto en mucho tiempo como el stock global de Klu!, su desarrollador, se agote en un par de semanas, haciendo imposible el renovar su stock. Sin lugar a dudas, esto puede deberse a varios factores, entre los cuales podemos destacar el hecho de que quizás ni siquiera sus creadores lograron predecir el efecto e interés que traería aparejada esta edición; por otro lado, es posible que la edición haya sido tan buena que haya aumentado las compras en todo los países involucrados en este juego, sobre todo Chile; incluso, podría deberse a un problema de logística, al solicitar una cantidad muy baja de producto, basándose en pedidos anteriores, los cuales no provocaron lo que Dominio.

 

  

            Cualquiera que haya sido la razón, Dominio significó un cambio de rumbo en el juego, que se evidenció en la cantidad de producto adquirido por las tiendas especializadas como también en la cantidad de producto que los propios jugadores están dispuestos a adquirir, por la euforia que genera Mitos y Leyendas, en la actualidad.

            Con el paso del tiempo, y después de esa exitosa edición, hemos observado un aumento en los productos que genera Klu! a sus jugadores, en determinado periodo de tiempo, al punto que prácticamente no da tiempo de salir de uno y ya se aproxima otro. Esto nos lleva a concluir, que el éxito obtenido por Dominio conllevó un afán por explotar al máximo el deseo de los jugadores por nuevos productos, y ha puesto nuevamente el juego en la mira de todos.